lunes, 28 de octubre de 2013

¿Dónde pasar el invierno?

 El cernícalo primilla es, lo que se denomina, un migrador transahariano. ¿Qué quiere decir esto? Pués, que cría en Europa pero pasa el invierno al sur del Sahara. ¿Por qué desplazarse tantos kilómetros para pasar el invierno? Aunque tendamos a pensar que es para pasar menos frío, no suele es el frío directamente lo que les preocupa a los cernícalos, sino la comida. Lo que hace que los cernícalos migren es el hecho de que, para una especie que es insectívora, el sur de Europa no tiene  muchos insectos en invierno.  De todas formas, lo que cuento es una versión simplificada. La mayor parte de la población migra; pero algunos individuos parecen quedarse todo el invierno con nosotros.


De hecho, la especie puede ser considerada como un migrador parcial. Esto era algo conocido desde hacía tiempo. Las observaciones de cernícalo primilla en el sur de España habían sido recogidas por ornitólogos en los años 60 y 70; pero en palabras de Bernis, era difícil saber si se trataba de individuos que habían iniciado la migración tarde, o habían regresado demasiado pronto.
  A finales de los años 80, Juan José Negro y colaboradores (entre los que me encontraba) iniciamos un estudio de la invernada en Andalucía. El artículo, publicado el el Journal of Raptor Research, y titulado "Patterns of winter distribution and abundance of Lesser kestrels (Falco naumanni) in Spain" indicaba que la invernada en el valle del Guadalquivir era un fenómeno regular, y que en determinadas colonias se quedaban hasta una cuarta parte de los adultos y predominantemente machos. Estaba restringida a las zonas más cálidas del valle del Guadalquivir (zonas bajas con menos de cinco días de helada al año).

En este año se ha publicado el "Atlas de las aves en invierno en España 2007-2010". Aparece aquí el cernícalo primilla como una especie con invernada poco frecuente. De hecho no se ha avanzado mucho en el conocimiento de la invernada de la especie en las últimas décadas. Se observan individuos invernantes por cada toda su área de distribución; pero son poco frecuentes.

Este año iniciamos un proyecto mucho más ambicioso y extenso del estudio de la invernada del cernícalo primilla. El proyecto, del que es investigadora principal Aldina Franco de la Universidad de East Anglia. Pretende descubrir cuales son los factores que determinan que unos individuos migren y otros se queden con nosotros. Se trata de determinar si lo individuos que invernan son siempre los mismos, y si se quedan en los mismos lugares. Si son factores genéticos o ambientales los que determinan que un individuo migre o no. También, desentrañar que ventajas tiene quedarse y cuales son las de migrar, y estimar en que medida el cambio climático puede favorecer la estrategia de quedarse a pasar el invierno en la Península Ibérica. ¿Cómo vamos ha hacer todo esto?. Bueno, pues lo iremos contando en estas páginas. Ya sabemos que no es tarea fácil. Este invierno visitaremos las colonias de Andalucía donde sabemos que había invernada en los años 80 y 90. Queremos usar isótopos estables para determinar si la muda invernal se ha producido al sur del Sáhara o en la Península Ibérica. También usaremos geolocalizadores para determinar donde invernan y calibrar el método de los isótopos. Queremos seguir a los descendientes de individuos migradores y de individuos sedentarios para determinar si el caracter migrador o sedentario se hereda. Como veis, mucha tarea. Así que ya sabeis, si veis cernícalos primillas este invierno contadnoslo, ¡Nos interesa!