domingo, 10 de marzo de 2013

¡Triple éxito!

¿Por qué triple?. Pues bien, primero: hemos capturado a la hembra B[7.T] que se nos escapó antes de ayer al fallar una trampilla. La suerte es que se cambió de caja para dormir y en esta si funcionó la trampilla. Segundo: tenía todavía un GPS que se llevó puesto por accidente el año pasado. No teníamos muchas esperanzas, después de tantos meses era de temer que el plástico que recubre el GPS no hubiera resistido y lo hubiéramos perdido. De hecho tardamos varios minutos después de la captura en percatarnos que todavía lo llevaba. Tercero: hemos recuperado 700 € para el proyecto que es lo que cuesta el cacharrillo.



    Seguro que el GPS os parece caro, y lo es. Si tenéis un GPS me diréis que el vuestro ha costado mucho menos. ¡Pero pesadlo!. Nuestro GPS-datalogger de la empresa Technosmart pesa 2,7 g y es capaz de registrar datos durante 10 días.
    ¿Podremos recuperar algún dato del GPS? En unos días Jesús nos lo dirá. Es de temer que la batería esté completamente descargada y eso supondrá un poco de trabajo extra para hacerlo funcionar de nuevo y descargar los datos. ¡Pero seguro que podemos!


    Es también muy gratificante saber que la hembra pesaba 140 g. Es creo la hembra más pesada que hemos controlado esta temporada. Eso, en el mundo del primilla (quizá a diferencia del humano) es una buena noticia. Está en buenas condiciones físicas, y la mayoría de los cernícalos nos están llegando muy delgados.



 
  Hemos capturado también al macho que estaba durmiendo con ella. También un control. El B[A.X]; pero eso ya para otro día. Con el subidón que da el que haya salido todo tan bien, nos hemos ido a desayunar unas tostadas con jamón. ¡Había que celebrarlo!

Originalmente publicado el 09/03/2013 por Javier Bustamante Díaz